¿Práctico o estético? A la hora de iluminar el jardín hay que considerar todas actividades que se realizarán ahí, así como los posibles cambios que pueden surgir por el cambio de estaciones.


Cuando se diseña el proyecto de iluminación en paisajes o jardines, la seguridad debe de venir en primer lugar, los escalones, caminos, patios, estanques, estructuras y otros deben ser tenidos en cuenta para evitar cualquier riesgo debido a la falta de luz. Sin embargo, se debe buscar el perfecto balance entre lo estético y lo funcional.


Un ejemplo de esto puede ser iluminar un árbol con luces led simulando la luz proveniente de la luna, esto logra un efecto visual bastante agradable a la vez que proporciona seguridad al otorgar mejor visibilidad y evitar visitantes no deseados.


Por otro lado, cuando se iluminan ciertos elementos en específico, se puede revelar la belleza natural del espacio utilizando ciertos colores, o enfocando los relieves para resaltar las texturas. Así mismo, añadir ciertos brillos focales a ciertas plantas logra avivar el atractivo de los jardines pequeños, con un bajo voltaje.


Cuando se ilumina un cierto contorno, ya sea un camino o una piscina, esto sirve para ofrecer una guía a la gente que por ahí transita, debido a que sirve para ofrecer una mejor visibilidad y por ende, ayuda a que las personas puedan orientarse en la noche.
Por último, para asegurarse de no recibir visitas indeseadas se pueden tomar ciertas medidas, como lo son iluminar las puertas de entradas o cualquier acceso a la propiedad, manteniendo los interruptores en el interior de la casa.

 http://lda.one/

undefined